Mi experiencia con la Artritis

Este es mi experiencia en relación a una enfermedad que me diagnosticaron hace unos años y cómo ésta me llevó a cambiar mis hábitos alimenticios.

El 2013 se me presentó una enfermedad crónica a las articulaciones: espondiloartritis, llamada también espondiloartropatía, la cual es autoinmune y consiste básicamente en la inflamación de las articulaciones. Los dolores empezaron en la articulación sacroiliaca, que se ubica en la mitad de glúteo (sacroileítis: inflamación de la articulación sacroiliaca) lo que me provocaba muchos dolores al punto de llegar a crisis donde no podía caminar, pararme de la cama en las mañanas o ponerme los zapatos.

Generó muchos miedos para mí en ese momento porque empezó cuando estaba en mi segundo año de gastronomía y pensaba que no podría hacer lo que me gusta. Los dolores partieron cuando estaba en un viaje en Lima, Perú, andábamos en una feria gastronómica con mis compañeros, y el tercer día empecé a cojear, al otro día ya apenas podía pararme y me pusieron relajantes musculares, con eso podía dormir pero no pasaban los dolores. Me llevaron al hospital allá en Perú en silla de ruedas porque los dolores eran terribles, como si me quemaran esa zona. Tuve que volver antes de mi viaje. Vi MUCHOS médicos (de todo tipo), me dieron todo tipo de medicamentos, para el dolor, relajante musculares, para la inflamación, para TODO.

Después de dos años con crisis de dolores que iban y venían, usando siempre muchos analgésicos y antiinflamatorios que me recetaban, conocí a mi actual doctora, reumatóloga y experta en el tema. Debo decir que ella es maravillosa, he visto muchos médicos por mi enfermedad y ella sí que sabe mucho y se preocupa por sus pacientes. Ella me recomendó un tratamiento biológico (Humira: anticuerpos monoclonales) que me arreglaron la vida en ese momento, frenaron mis dolores en esa articulación. El tratamiento consistía en pincharme en mi estómago cada dos semanas de por vida. Eso sí, según lo que ella me explicó, este tratamiento no cura la enfermedad, sino que la estanca y ayuda con los dolores. Cada dos semanas yo me ponía esta inyección, pero siempre dos o un día antes de hacerlo sentía que me empezaría ese dolor de nuevo, el de la sacroiliaca y al pincharme se iba. Y a veces me ponía la inyección un poco antes de las dos semanas si sentía más dolor.

El “pero” de esto, es que empecé el 2016 con otros dolores en otras articulaciones aún con el tratamiento, no los mismos dolores de no poder caminar, pero por ejemplo dolores en las manos (al punto de estar tres meses con una mano inmóvil), en los pies, en los dedos, rodillas, y después no solo eran dolores sino que se me inflamaban a la vista (tobillos y manos principalmente).

En esa foto de arriba se ve un derrame articular en mi mano derecha que duró unos 3 meses, tiempo en el que a veces se desinflamaba un poco y luego volvía. En ese tiempo estaba trabajando en cocina y, porque mi jefa era muy buena onda, me dejaba ir y trataba de hacer lo que más podía con la otra mano.

A raíz de esto, me recetaron corticoides súper fuertes y antiinflamatorios (además de mi inyección) por el tema de mis manos y otras articulaciones que dolían.

A este punto entenderán que uno se empieza a desesperar, sin poder hacer tus cosas normales, como cocinar, ir al baño, hacer ejercicio, etc.

Entonces, empecé a buscar y pensar: tantos médicos que me decían las mismas cosas, y solo me empastillaban ¿habrá otra alternativa? ¿algo más natural?

Decidí buscar otro tipo de médico, que me ayudara de otra forma. Mucha gente me recomendó terapias (que hice algunas) y distintos tipos de cosas para el dolor, pero lo que más me hizo click, porque tenía mucho sentido, fue la ALIMENTACIÓN.

En Junio del 2016, cuando trabajaba de cocinera en un banco y Marcela (mi jefa en ese momento y amiga) era muy saludable, con ella conocí muchos alimentos nuevos, de los que nunca supe mucho mientras estudié gastronomía. Ella me recomendó ver a una doctora que trataba las enfermedades solo con la alimentación. No era una consulta barata, pero estaba dispuesta a ver a un especialista y probar con esto y lo que fuese necesario para estar mejor. Así que fui donde esta doctora. Y bueno, deben imaginar lo que me dijo más o menos. Enseguida me dijo que dejara TODOS los lácteos, porque son súper inflamatorios y totalmente potenciadores de mis dolores. Además de explicarme cosas que son tan ciertas! Como que para todas las enfermedades lo que te tratan son los síntomas, con muchas pastillas y ya, pero pocos médicos van al fondo de lo que realmente causa estas enfermedades.

Dejé los lácteos después de esa consulta. Después de empezar a comer sin lácteos, empecé a leer más sobre el tema e informarme, saber más sobre la industria de la carne y lácteos (TERRIBLE, no sé cuál es peor!) y cada día también comía menos carne. Nunca fui fanática de las carnes rojas y lo que más comía era pollo, algunas carnes procesadas y pescado en ocasiones (los mariscos de chica me dieron asco). En unos dos meses ya dejé todo lo proveniente de animal, fue muy rápido yo creo porque intenté tener cada día más conciencia al respecto, en ayudarme a mí misma y a los animales.

Además de dejar todo lo que proviene de animal, dejé el azúcar, los ultraprocesados, el cigarro y disminuí el consumo de alcohol (de vez en cuando tomo alguna cosa pero no destilados) ya que son también agentes inflamatorios.

En resumen, hice un cambio radical a mi vida que me llevó a miles de cosas mejores, no sólo con respecto a la enfermedad, sino de una forma mental, llevar una vida más activa en cuanto a ejercitarme constantemente.. Y me dio la mejor razón, que buscaba hace mucho, para hacer y amar más lo que hago 

Los animales han sido (y son) un tema importante para mí, su maltrato siempre me hizo ruido. Ahora mi mayor razón para dejar todos estos alimentos es el maltrato animal, esa es la razón por la cual nunca más en mi vida podría volver a comer algo que provenga de ellos, quizás si fuese sólo por un tema de salud igual comería ciertas cosas de de vez en cuando, pero he tomado tanta consciencia del sufrimiento que no podría nunca más. Y bueno, mi blog nace por esto, por tratar de hacer activismo a mi manera, haciendo lo que mejor sé hacer, me encanta la cocina y ahora me gusta más que nunca porque tiene un sentido 

A la fecha (febrero 2018) estoy impresionada de los cambios que generó mi alimentación con respecto a la enfermedad. Pasé de pincharme cada dos semanas y de tomar muchos medicamentos a llevar MUCHO tiempo sin pincharme y a tomar ni una sola pastilla 

Hice una pequeña transición para dejar de pincharme, primero lo hacía una vez al mes, después cada 6 semanas, y ahora no me pincho desde Octubre del 2017. Desde que empecé con la enfermedad y sus dolores, nunca había estado tanto tiempo sin medicamentos, y cero dolores e inflamaciones! No digo que mi enfermedad se sanó, porque la verdad no sé si sea posible eso, espero poder averiguar pronto mediante exámenes si la enfermedad ha avanzado. Pero lo que sí sé es que he podido llevarla increíblemente y estoy mejor que nunca.

Comparto esto porque estoy totalmente convencida de que la alimentación SÍ IMPORTA, y no me cansaré de comunicarlo, yo he podido comprobarlo en mi propio cuerpo y puedo ver, con paciencia, que esto da resultados. Si tú no tienes ninguna enfermedad, puedes prevenir muchas llevando una dieta y hábitos saludables, y si la tienes, créeme que te puede cambiar la vida. Hablo de la experiencia personal y de lo que he aprendido, eso sí, llevando siempre una alimentación bien hecha y planeada, no se debe empezar a ser vegano o cambiar hábitos sin informarse antes y sin ver a un especialista, porque puedes caer en problemas como anemia u otros de desnutrición.

Estoy muy agradecida de las personas que estuvieron siempre conmigo en este proceso, mucho apoyo, buenas vibras y cariño : mis papás, mi hermana, mi Gian, Marcela J., mi familia y amigos 

Si tienes alguna experiencia parecida con alguna enfermedad o alguna opinión al respecto, compártela aquí abajo, me gusta saber sobre el tema y conocer más a todos quienes visiten este blog, que su finalidad es poder ayudarnos entre todos 

Hit enter to search or ESC to close